Actualidad

Un administrador de fincas colegiado es una garantía

  Es un profesional con la dedicación, preparación y formación necesarias. Su capacitación, es una garantía ante los consumidores y usuarios de sus servicios.

Un Administrador de Fincas colegiado es un profesional respaldado por una Corporación de Derecho Público, su colegio profesional.

Cuenta con una Póliza de Seguros de Responsabilidad Civil profesional.

Recibe el asesoramiento de profesionales jurídicos y técnicos.

Dispone de un reciclaje de conocimientos continuo.

 LOS PROFESIONALES TITULADOS SABEN LO QUE HACEN

Otros, solo hacen lo que saben….



El Administrador de Fincas

 

¿Qué significa la Figura del Administrador de Fincas? ¿Cuáles son sus Funciones?

El Administrador de Fincas COLEGIADO es un profesional liberal que de forma habitual y continuada administra fincas, ya sean rústicas ó urbanas, desarrollando cuantas acciones y servicios sean necesarios o convenientes  para el mejor mantenimiento y rentabilización de las mismas.

El Administrador de Fincas COLEGIADO desarrolla una actividad de gran valor socioeconómico que afecta, de forma cotidiana, en la vida de los ciudadanos.

Las Funciones Legales del Administrador de Fincas vienen recogidas en el artículo 20 de la Ley de Propiedad Horizontal, que determina qué corresponde al Administrador.

Se detalla:

ARTICULO 20.- Corresponde al Administrador:

  • Velar por el buen régimen de la casa, sus instalaciones y servicios, y hacer a estos efectos las oportunas advertencias y apercibimientos de los titulares.
  • Preparar con la debida antelación y someter a la Junta el plan de gastos previsibles, proponiendo los medios necesarios para hacer frente a los mismos.
  • Atender a la conservación y entretenimiento de la casa, disponiendo las reparaciones y medidas que resulten urgentes, dando inmediata cuenta de ellas al Presidente o, en su caso, a los propietarios.
  • Ejercer los acuerdos adoptados en materia de obras y efectuar los pagos y realizar los cobros que sean procedentes.
  • Actuar, en su caso, como Secretario de la Junta y custodiar a disposición de los titulares la documentación de la Comunidad.
  • Todas las demás atribuciones que se confieran por la Junta.